Textos y fotosEditorial Viajeros
Compartir

BURGOS. Fiestas de San Juan del Monte en Miranda de Ebro

Para Miranda de Ebro, las Fiestas San Juan del Monte 2015 fueron muy especiales. Mientras veinticinco mil romeros subían al Monte de San Juan a venerar al Santo en la Ermita el lunes de la romería...

 

Para Miranda de Ebro, las Fiestas San Juan del Monte 2015 fueron muy especiales. Mientras veinticinco mil romeros subían al Monte de San Juan a venerar al Santo en la Ermita el lunes de la romería, que en esa ocasión fue el 21 de mayo, en la Secretaría de Estado de Turismo se firmaba la resolución por la que se declaraban las Fiestas de San Juan del Monte de Interés Turístico Nacional, máxima distinción con la que se reconocen a las fiestas de nuestro país.

Y lo cierto es que las Fiestas de San Juan del Monte gozaban de méritos suficientes para ser merecedoras de esta distinción. Tradicionalmente las fiestas se han desarrollado entorno al fin de semana del Lunes de Pentecostés, momento álgido de las fiestas, y que este año será el próximo 16 de mayo, en el que las vistosas blusas de setenta cuadrillas inundan el paraje del monte de San Juan para amenizar la jornada en una alegre romería en la que, junto con los actos tradicionales, se solapan música de charangas, verbenas, comidas y diversión, que se extienden a lo largo de toda la jornada.


Pero durante los últimos quince años la Cofradía de San Juan del Monte, asociación local encargada de la gestión de la fiesta, se ha esforzado en prolongar la misma durante los dos fines de semana inmediatamente anteriores. El primero es el conocido como el Fin de Semana del Blusa, donde ya los sanjuaneros comienzan a vestir su blusa para participar en juegos populares, degustar una monumental alubiada en la mañana del sábado y participar en el ya tradicional Festival de la Morcilla durante la tarde.


El fin de semana siguiente comienza con la explosión de color en la Plaza de España con “el bombazo”, que tiene una versión adulta y otra infantil. Un gran bombo emerge de las aguas del Ebro y es llevado en procesión hasta la Plaza de España, donde los Sanjuaneros Mayores, los reyes de las fiestas, lo hacen sonar enardeciendo a la multitud que allí se agolpa. Blusas, cuadrillas, música, charanga cambian la fisonomía de la ciudad de Miranda de Ebro, que durante unos días vive una de las fiestas más populares y singulares del Norte de España, y en las que, además de actos puramente lúcidos, se mezclan otros religiosos y culturales de gran tradición, como el conocido Festival de la Canción del Blusa, una representación de los típicos ochotes de tierras vascas y riojanas.

A todos los que conozcan las fiestas, no será necesario invitarles a que repitan. A los que no, al menos, los días 14 a 16 de mayo próximo serán de parada obligatoria en esta peculiar ciudad burgalesa.


 

Fértiles valles, ríos caudalosos y bosques intrincados. También estrechos desfiladeros, descomunales cañones y misteriosas cuevas cargadas de leyendas. Todo ello aderezado de pueblos de arquitectura típica donde empaparse de esplendor medieval y rendirse a los placeres de su potente gastronomía. Bienvenidos a la comarca más verde y fresca de Burgos.

Texto y fotos: Óscar Checa y Juanjo Isidro

Son diferentes, singulares, divertidos y, algunos de ellos, únicos. Visitamos cinco museos de nuestro país en los que estamos seguros de que vais a disfrutar y aprender, que para eso están, ¿no?

Más experiencias seleccionadas para ti