Textos y fotosEditorial Viajeros
Compartir

CASTILLA- LA MANCHA. EL PAÍS DEL QUIJOTE

Alcázar de San Juan, Argamasilla de Alba, Campo de Criptana y El Toboso han creado un producto turístico interprovincial cuyo hilo conductor es el Quijote y las emociones que este personaje despierta. El ‘País del Quijote’, como se denomina, muestra los escenarios castellanomanchegos más emblemáticos en los que se inspiró Miguel de Cervantes.

 

Alcázar de San Juan, Argamasilla de Alba, Campo de Criptana y El Toboso han creado un producto turístico interprovincial cuyo hilo conductor es el Quijote y las emociones que este personaje despierta. El ‘País del Quijote’, como se denomina, muestra los escenarios castellanomanchegos más emblemáticos que inspiraron la célebre obra de Miguel de Cervantes El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

El lema de esta iniciativa, Una ruta de ensueño, coincide con la conmemoración a lo largo de 2015 del IV Centenario de la publicación de la segunda parte de la conocida novela de caballerías. Recorrer la ruta que integran los municipios cervantinos mencionados supone adentrarse en el alma del Quijote, revivir los lugares que conoció Cervantes y que tienen su fiel reflejo tanto en la obra quijotesca como en otras de este escritor.

El protagonista de este producto no es solo el territorio, los paisajes, los escenarios o los objetos. Y tampoco se trata únicamente de la figura literaria de Don Quijote; también cobra gran importancia el autor de la obra, Cervantes, puesto que tiene gran vinculación con este territorio.



En la iglesia de Santa María la Mayor de Alcázar de San Juan se guarda la partida de bautismo de Miguel de Cervantes. En la Cueva de Medrano de Argamasilla de Alba (el famoso lugar de La Mancha de cuyo nombre Don Miguel no se quería acordar) surgió la historia que ha dado a conocer la región fuera de nuestras fronteras. Los molinos de viento de Campo de Criptana sufrieron la locura del hidalgo; y en El Toboso, el hogar de Dulcinea, se puede visitar su casa museo.

Experiencias quijotescas para todos.

La Mancha es un destino para todos los públicos y gustos por la variedad de experiencias que ofrece: cultura, gastronomía, naturaleza, historia y tradiciones. Algunas de sus propuestas concretas son:

 

• Quijotea con su patrimonio.

El patrimonio histórico-artístico es crucial en la creación de Cervantes y especialmente en el desarrollo de las aventuras de Don Quijote. Se puede seguir la huella de los primeros pobladores de estas tierras hace cinco mil años, conocer su pasado romano, la presencia musulmana o descubrir la importancia de las órdenes militares, junto a importantes construcciones de siglos posteriores.



• Quijotea con la naturaleza.

Paisajes infinitos, únicos, salpicados por algunas de las zonas húmedas más importantes de España, como las Lagunas de Ruidera (Argamasilla de Alba), el Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan o la Laguna Salicor (Campo de Criptana), que constituyen importantes reservas de fauna y flora a nivel mundial.

• Quijotea con la cultura.

Fiestas, tradiciones, festivales, museos, concursos, actuaciones, conciertos, que emocionarán durante el paseo por las calles y plazas del País del Quijote… tierra que inspira y fascina a los mejores músicos, pintores, escultores, actores y escritores.

• Quijotea con el vino.

Un mar de vides moldea la tierra del Quijote. Tierra de elaboración de grandes vinos, al fusionarse la tradición heredada de los antepasados con la introducción de las más modernas tecnologías.


• Quijotea con la gastronomía.

La cocina manchega, la del Quijote, puede presumir de fama, singularidad y excelencia. En el País del Quijote se puede saborear la gastronomía manchega, fiel a la más exigente tradición o con las innovaciones que sugieren los mejores restauradores.

Una ruta certificada.

Como no podía ser de otra forma en historias de caballeros y más aún en un país como el del Quijote, no podía faltar el certificado correspondiente que avale la hidalguía de quienes recorran la región. De esta manera, quienes sellen el folleto del ‘País del Quijote’ en las oficinas de turismo de los cuatro municipios que participan en esta iniciativa, obtendrán el título de Caballero Andante o Dulcinea.

Más información:
http://paisdelquijote.es

 

Toledo es la localización perfecta para cualquier película histórica porque todo parece haber permanecido igual desde hace siglos. De nuevo ha saltado a las pantallas, esta vez como una ambiciosa superproducción televisiva con este matiz. Los personajes se mueven por sus calles y principales monumentos contagiándonos las ganas de recorrerla nuevamente y lo hacemos de la mano de su privilegiado hijo adoptivo, El Greco.

Más experiencias seleccionadas para ti