Compartir

VIAJES. Provincia de Valladolid. Un viaje en el tiempo

Recorrer los lugares descritos en las Rutas de Delibes puede ser un buen comienzo para este viaje vallisoletano. Un buen aliciente es el Centro e-LEA “Miguel Delibes” –espacio para la Lectura, la Escritura y sus Aplicaciones–. Más de 1.200 metros cuadrados acogen una biblioteca especializada, varios talleres, un jardín y una sala de exposiciones.

Curiosos museos temáticos, castillos medievales, gastronomía y bodegas, son algunos de los tesoros de los que disfrutar en este viaje de la mano de Viajes El Corte Inglés. Tierra con mucha historia, la provincia de Valladolid fue testigo del reparto que españoles y portugueses hicieron del Nuevo Mundo en 1494, cuando firmaron el Tratado de Tordesillas. Cuna de reyes –Felipe II y Felipe IV–, ocaso de reinas o descubridores –Isabel la Católica y Cristóbal Colón murieron aquí– y residencia de escritores insignes como Miguel de Cervantes. Miguel Delibes, hijo y amante de esta tierra, le dedicó muchas citas y una obra entera: El Hereje.

Cultura y gastronomía

Recorrer los lugares descritos en las Rutas de Delibes puede ser un buen comienzo para este viaje vallisoletano. Un buen aliciente es el Centro e-LEA “Miguel Delibes” –espacio para la Lectura, la Escritura y sus Aplicaciones–. Más de 1.200 metros cuadrados acogen una biblioteca especializada, varios talleres, un jardín y una sala de exposiciones, además de su colección permanente Entre líneas. Una historia del libro.

Una vez alimentado el espíritu, toca satisfacer el cuerpo. Hacer feliz al estómago es tarea fácil, casi obligatoria, cuando recorremos la amplia despensa vallisoletana. No en vano puede presumir de tener un pan con sello de calidad. Es tal la devoción que siente por este alimento, que en la localidad de Mayorga se encuentra el Museo del Pan, único en España dedicado a este producto. Su espíritu didáctico y el recorrido sensorial por las instalaciones del centro, lo convierten en una propuesta ideal para visitar con niños. Interactivo, pedadógico e instructivo resulta también la Villa Romana de Almenara-Puras, cuyo museo contiene una réplica de la antigua casa señorial, maquetas, paneles explicativos y hasta un parque infantil.



Siguiente parada: Urueña y su Villa del Libro. La ciudad amurallada posee diez establecimientos donde se pueden encontrar ejemplares antiguos y descatalogados, o bien participar en actividades diversas relacionadas con el libro, desde cursos de caligrafía de otras culturas hasta clases de encuadernación artesanal.

Y de la historia del libro a la historia del vino. El Castillo de Peñafiel es una de las 20 fortalezas de la provincia; concebido como fortín durante la Reconquista, hoy acoge el Museo del Vino. En la sala de catas es posible realizar una degustación de diversos vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, así como asistir a cursos y catas profesionales. Conviene recordar que la provincia de Valladolid cuenta no sólo con ésta, sino que dispone de cuatro Denominaciones de Origen –Rueda, Cigales, Toro y Vinos de la Tierra de León–, ideales para maridar con los ricos manjares de la provincia. Si es amante de los buenos vinos, puede alojarse en el hotel rural Emina, en el corazón de la Ribera del Duero, con visitas guiadas a la Bodega Matarromera.

Un plan gastronómico diferente se encuentra en La Botica, en Matapozuelos. Restaurante regentado por Miguel Ángel de la Cruz, ofrece una cocina muy personal que utiliza los recursos de la tierra con un resultado sorprendente.


Más paradas... el Museo del Queso de Villalón de Campos, el Palacio del Caballero de Olmedo o el Museo de la Semana Santa, ubicado en Medina de Rioseco, completan el periplo por tierras castellanas. Resulta sorprendente la variedad de museos temáticos que existen en la provincia: el Museo de las Ferias en Medina del Campo, los museos del Gramófono y de la Música, en Urueña, y el yacimiento arqueológico Pintia Poblado Vacceo, en Padilla de Duero, a pocos kilómetros de Peñafiel.

Los amantes de la naturaleza también encontrarán en la provincia castellana la tierra idónea para disfrutar del paisaje, dominado por la llanura, donde se descubren cuatro zonas perfectamente diferenciadas: la horizontalidad de la Tierra de Campos, en el norte; los campos de pinares, al sur; los atardeceres de los Montes Torozos, en el oeste, con ese gran pulmón verde de la Reserva Natural de las Riberas de Castronuño-Vega del Duero; y, por último, los viñedos de Ribera del Duero y Esgueva, que se extienden al este.



Es recomendable hacer un recorrido por el único canal navegable de España en la embarcación Antonio de Ulloa. Se trata de un río construido por el hombre para transportar grano y mercancías. La dársena principal se encuentra en Medina de Rioseco, donde todavía se puede visitar la antigua fábrica de harinas.

La Provincia de Valladolid bien merece una parada sosegada para disfrutar de rincones insospechados de Castilla y León. Gastronomía, cultura e historia caminan de la mano en este viaje en el tiempo que le propone Viajes El Corte Inglés.

Información y reservas en el Tel. 902 400 454 o en www.viajeselcorteingles.es

* Artículo patrocinado por Viajes El Corte Inglés. Fotos: Turismo Valladolid

Puedes continuar leyendo otras recomendaciones en nuestra sección de Viajes.

Más experiencias seleccionadas para ti