Categoría
Compartir

Actualidad. HomeAway presenta su IV Barómetro del Alquiler Vacacional

El IV Barómetro del Alquiler Vacacional en España, aporta interesantes datos que ayudan a conocer mejor la situación de este sector.

© Pedro Campos/ 123rf

El IV Barómetro del Alquiler Vacacional en España, encargado por HomeAway a un grupo de investigación liderado por el catedrático Pablo Antonio Muñoz, de la Universidad de Salamanca, aporta interesantes datos que ayudan a conocer mejor la situación de este sector. La novedad de esta edición es que ofrece una comparativa respecto a la de 2015, con la que se puede observar la evolución del usuario de viviendas de uso turístico en España.

 Redacción Viajeros                       Fuente y fotos: HomeAway (actualizado: 6 julio 2017)

Los datos más significativos que arroja este estudio son que la vivienda turística en los dos últimos años ha sido elegida como alojamiento en más de 22 millones de viajes (4,5 millones más que en 2015). De este resultado: 18,9 millones de estos viajes incluyen también hoteles en su selección (frente a los 14,4 millones de viajes reflejados en el barómetro anterior) y 3,1 millones solo emplean vivienda turística (frente a los 3,2 millones de hace dos años).

En el barómetro se estima que la vivienda turística ha aumentado su peso en España frente a otros alojamientos tradicionales, como hoteles o casas rurales, puesto que de los residentes en España que contratan vivienda turística por ocio, el 84% se decanta tanto por una como por otra modalidad (vivienda turística y hotel) mientras que el 16% prefiere vivienda turística. La elección de este tipo de alojamiento ha aumentado en España en los últimos dos años del 27% al 33%.

El turista viaja con más frecuencia pero permanece menos tiempo

En el estudio se confirma que la tendencia actual es a viajar con más frecuencia pero durante un periodo de tiempo inferior. En los dos últimos años el número de usuarios de vivienda turística ha sido mayor (6,4) que el de los hoteles (5,7), situación que ya se apreciaba en 2015. Aquellos que emplean ambas modalidades de alojamiento realizan 7 viajes anuales, frente a los 5 que utilizan en exclusiva hoteles o los 3,7 de las viviendas turísticas.

No obstante, quienes se alojan exclusivamente en una vivienda turística contratan un mayor número de noches (5,5) que los que se alojan en hotel (3,3) y son los usuarios de vivienda vacacional los que optan por una mayor duración de la estancia (6,4 noches). Si se comparan estos datos con los de 2015, se constata una reducción de la estancia media con respecto a los que compartieron vivienda turística y hotel (5,8).

Respecto al número de personas que se alojan, hasta 4,1 huéspedes se alojan en una vivienda turística frente a los 2,8 de los hoteles, mientras que el número más elevado corresponde a los viajeros que solo utilizan vivienda turística (4,4).

Las familias prefieren alquilar viviendas en sus vacaciones

Más de la mitad de los usuarios de las viviendas de alquiler vacacional (un 51%) son familias, un segmento que ha subido seis puntos porcentuales respecto al estudio anterior; las parejas representan un 28% y los grupos de amigos un 19%. Los hoteles, por su lado, son los favoritos de las parejas (52%) seguido de las familias (33%).

El precio y la ubicación son los dos factores fundamentales que el usuario sigue teniendo en cuenta a la hora de elegir un alojamiento. El barómetro de 2017 demuestra que los usuarios de vivienda turística son más permisivos con la ubicación que los que se alojan en los hoteles, que dan importancia a la distancia y al tiempo invertido para llegar a los principales puntos de interés. La ubicación a 20 minutos (o menos) a los lugares de interés concentra el 76% de las preferencias de los usuarios de vivienda vacacional frente al 83% de los que optan por el hotel.

Los usuarios comparten su experiencia

La disposición a recomendar el alojamiento tras disfrutar de la experiencia es alta por parte de los usuarios de vivienda turística, algo mayor que la de los usuarios de hoteles. En ambos casos supera los 4 sobre 5 puntos. 

Los comentarios positivos (un 43%) en alquiler vacacional han crecido frente al barómetro de hace dos años (35%). En los hoteles también se ha incrementado en 4 puntos, ahora alcanza un 35%.

El viajero incrementa, respecto a 2015, su gasto en vacaciones

El gasto medio de los usuarios de una vivienda turística es de 2.436 euros durante toda la estancia, frente a los 1.339 euros de los que se alojan en hotel. De este importe, 533 euros se invierten en el alquiler del alojamiento (417 euros en hotel) y 1.903 euros en otros gastos vinculados a la estancia, como alimentación, ocio, etc. (en un hotel asciende a 923 euros).

El sector de la vivienda turística, por tanto, ha supuesto un impacto económico de casi 14.000 millones de euros en los dos últimos años tanto en el entorno de las viviendas como por la contratación de alojamientos vacacionales, lo que representa 2.824 millones más que lo obtenido en el informe 2015.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Barceló Hotel Group está implantando el programa Happy Minds en los hoteles familiares de la cadena en España y, más adelante, tiene previsto hacerlo en destinos internacionales. Este concepto de animación infantil está inspirado en la Teoría de las inteligencias múltiples desarrollada por el científico estadounidense Howard Gardner.