Viajeros 184. Edición de Primavera 2017

El viaje es una forma de vida y cuando tomas ese camino no hay marcha atrás”. Comentarios de este tipo, o similares, son frecuentes en las charlas o encuentros de viajeros y siempre que los escucho me quedo pensando en qué es lo que les impulsa a dejarlo todo –trabajo, familia y amigos– para lanzarse a la aventura. Hace poco leí un artículo de la revista Evolution and Human Behaviour con una explicación bastante convincente: la predisposición la llevas escrita en tu código genético y, aunque luches por silenciar la llamada, tarde o temprano estás destinado a emprender el viaje. Así que ¡cuidado! porque si tú o alguno de los tuyos tiene el gen DRD4-7R, la inclinación al nomadismo se multiplica. Algunos estudios indican que aproximadamente el veinte por ciento de la población posee unos niveles altos del mismo en su mapa genético. También se cree que es más frecuente en las zonas donde la población ha necesitado desplazarse y donde, por lo tanto, el sentimiento de perte-nencia es menor. Este gen, que funciona como un receptor de dopamina, determina el deseo de explorar y el gusto por probar nuevos sabores y vivir otras experiencias (también es mayor la inclinación a la infidelidad, dicen). Pero, no os preocupéis porque aunque en ViajeroS somos adictos a los viajes seguiremos fieles a nuestra cita en los quioscos durante mucho tiempo más.
En esta edición, nuestro DRD4-7R nos ha llevado a descubrir destinos únicos, dentro y fuera de España. En la Península, hemos vuelto a visitar La Rioja y Valencia pero de una manera que os sorprenderá tanto como lo ha hecho a nosotros. De Europa estamos dispuestos a evocaros, a través de las páginas, el sentimiento que provocan los inmensos paisajes de Eslovenia, la fuerza del mar de las Islas Azores y el arte contemporáneo de Estocolmo. Y para que recuperéis el aliento solo tenéis que pasear la mirada por las imágenes de nuestros reportajes de Maldivas y Madagascar. Nuestras rutas –como la que nos lleva a Holguín, en Cuba–, la gastronomía, la agenda cultural, los viajes a la carta y otras secciones os darán, además, muchas ideas para aprovechar esta primavera a tope. ¡La abstenia primaveral no podrá con vosotros!

Sed felices y nos vemos en el próximo número de verano!