Compartir

NAVARRA. Diversión estival

Disfrutar sin aglomeraciones ni alborotos es posible en Navarra. Aprovecha para realizar un tramo del Camino de Santiago, visitar Oite, Zugarramurdi, algunas bodegas, volar en globo e, incluso, practicar wind surf.

[*TIPO18,2854,660,350*]

Escapadas a Navarra. Unas vacaciones diferentes

No todo en el verano tiene necesariamente que ver con la playa y la costa. Mucha gente prefiere otras propuestas, desarrolladas en lugares de interior, donde el sol  brille pero no abrase, y donde disfrutar plácidamente, sin aglomeraciones ni alborotos de los días pensados para descansar.  Con estas premisas en mente nos hemos puesto a buscar un lugar para escaparnos durante las próximas semanas. La elección ha sido bastante fácil: nuestro destino es Navarra.

De pueblo en pueblo

Como no tenemos prisa y lo que queremos es recrearnos con lo que veamos, una excelente idea para recorrer Navarra es aprovechar el Camino de Santiago. La Comunidad Foral es la puerta de la ruta jacobea en la Península. Desde Roncesvalles o Sangüesa hasta Viana, nos esperan paisajes sobrecogedores, espacios naturales y pueblos y monumentos que nos sumergen en plena Edad Media. A ello contribuirán también las visitas guiadas organizadas para los meses estivales. Aptas para todos los públicos,  permiten descubrir las más llamativas historias y leyendas en Sangüesa, Zugarramurdi o la abadía de Irantzu. En la localidad de Olite, la inmersión será total, gracias a su Castillo-Palacio Real y a sus calles y edificios, que están considerados como uno de los conjuntos civiles góticos más interesantes de Europa. La imaginación vuela frente a este monumento del que un viajero alemán del siglo XV decía: “Seguro estoy que no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso y de tantas habitaciones doradas”. Al parecer sirvió también de modelo e inspiración para diseñar el de Disneyworld y nosotros intentamos descubrir elementos comunes observando este majestuoso perfil de torres caprichosas.  
                     
En globo y en barco

Otra de las actividades que no hay que dejar de hacer es la visita a bodegas, donde descubriremos el secreto de la elaboración de los vinos navarros. La vendimia está a la vuelta de la esquina y los viñedos se muestran ahora en todo su esplendor.  Sin ninguna duda, recomendamos la experiencia de sobrevolarlos en globo, como propone Quaderna Vía, en Igúzquiza, actividad que será uno de los mejores recuerdos del verano. Aunque tampoco olvidarás otras cosas como la práctica del tai chi o el yoga entre las viñas, los paseos en carreta o recorrer estos parajes en segway.
Y si, a pesar de todo ello, sigues echando en falta un chapuzón, en algunos ríos y embalses navarros puedes iniciarte en el windsurf, pasear en barco de vela o en piragua, y practicar rafting o hidrospeed en los ríos del Pirineo.

Más información

Turismo de Navarra
Tel. 848 420 420
www.turismo.navarra.es



 

Más experiencias seleccionadas para ti