Compartir

BRUSELAS Y VALONIA. Locos por el cómic

Aficionados de todas las edades y latitudes quedan embrujados cada vez que leen las historias de los cómics, un lenguaje que permite expresar emociones muy variopintas. Valonia y Bruselas son dos lugares estupendos para recordar las andanzas de los personajes de toda la vida, especialmente las del reportero más audaz: Tintín

[*TIPO18,2857,660,350*]

Bruselas y Valonia. Locos por el cómic

Ni mucho menos se trata de un arte para niños. Aficionados de todas las edades y latitudes quedan embrujados cada vez que leen las historias de los cómics, un lenguaje que permite expresar emociones muy variopintas. Valonia y Bruselas son dos lugares estupendos para recordar las andanzas de los personajes de toda la vida, especialmente las del reportero más audaz: Tintín

Bruselas es una ciudad que sorprende a muchos. Y en estas líneas nos encargaremos de poner sobre la mesa una de las virtudes que contribuye a ello. Se trata del mundo del cómic, para algunos el noveno Arte y la excusa perfecta para redescubrir la urbe belga desde otro punto de vista, uno que seguramente nos haga sonreír y nos transporte a tardes de lectura de tiempos pasados. Disfrútenlo.

Bruselas, una ciudad de cómic

Según muchas voces autorizadas, Bruselas puede ser considerada la capital mundial del cómic. De esta manera, uno va paseando por sus calles y a la vuelta de la esquina se topa con símbolos y detalles que nos hacen ser los protagonistas de alguna de las historietas gráficas más populares de todos los tiempos. Es por ello que se encuentra disponible para los visitantes una ruta específica que permite sorprenderse en todo momento. Imagínese recorriendo la urbe y poder contemplar a Tintín, Spirou, Lucky Luke o los Pitufos en las estaciones de metro. Pero la cosa no queda ahí, ni mucho menos. No debemos olvidar los murales, algunos de grandes dimensiones que ocupan fachadas enteras de edificios, que embelesarán a más de uno con sus colores y frescura. Después de los paseos por los barrios más singulares, los mitómanos deberían acercarse a los lugares especializados y aprender todos los secretos de este lenguaje que, por cierto, nació aquí. Entre ellos, destaca el Centro Belga del Cómic, pero también encontraremos otras animadas propuestas como el MOOF, la Casa del Cómic o, incluso, el bar Dessiné donde se puede saborear un cóctel mientras se recuerdan las viñetas más simpáticas.

Centro Belga del Cómic y otras propuestas

El CBBD, el Centro Belga del Cómic
, se halla ubicado es un magnífico edificio de líneas Art Nouveau, ideado por Victor Horta. Es, sin duda, el mayor homenaje que ha recibido este arte en todo el planeta. Así, nos encontraremos con más de 4.000 metros cuadrados donde se expone de manera amena toda la trayectoria de este lenguaje. Por un lado, se explica todo el proceso de creación de una tira cómica. Después se puede continuar por el Espacio Saint Roch, una colección única con más de 7.000 bocetos de diferentes autores. The Gallery, por su parte, es el lugar reservado para las iniciativas más novedosas y actuales que abarcan estilos muy diferentes. Pero seguramente el punto más significativo del centro sea el Museo de la Imaginación, un homenaje en toda regla a los artistas belgas más significativos.

NO TE PIERDAS: La psicología y el lenguaje de Tintín. Los secretos del reportero más audaz
Durante nuestro viaje podremos recordar personajes de Tintín que quizás tengamos olvidados y, por otra parte, descubrir algunos de los trucos de este lenguaje. Por ejemplo, el Capitán Haddock, siempre un volcán en erupción, es el contrapunto perfecto al sosegado Tintín. Hernández y Fernández, por su parte, sirven de nexo para cambiar el ritmo de la historia. Historias, por cierto, que nunca son inocentes ya que Hergé, el autor, siempre trasmite su opinión del mundo. Finalmente, recordarles que el genio de las tiras cómicas, de nombre real Georges Remi, sobresalió también como diseñador gráfico e ilustrador.

TENEMOS UNA CITA EN... Museo Hergé Louvain La Neuve
Considerado por algunos como uno de los grandes artistas del siglo XX, Hergé dispone de un espacio que homenajea su dilatada obra: el Museo Hergé. Ubicado en Louvain La Neuve, a poca distancia de Bruselas, en medio de un vergel en pleno Brabante Valón, dicho espacio cultural reúne más de 80 planchas originales, 800 fotografías, documentos y objetos que repasan la obra del creador de Tintín y otros muchos personajes. Por otra parte, no debemos olvidar la belleza formal del edificio donde se custodia todo este legado, creado por Christian de Portzamparc. Una visita que, además, nos permitirá asociar lo mejor de su obra a los acontecimientos sociales de su época. Muy recomendable. Más información en www.museeherge.com
 

Si deseas informarte sobre otras cuestiones relativas a Bruselas y Valonia, ideas de viaje, etc. puedes entrar en su web (está en español)

Más experiencias seleccionadas para ti