Textos y fotosPepa García
Categoría
Compartir

AROMATERAPIA EN LOS VIAJES

"Estos óleos que nos ocupan nos pueden ser de gran ayuda en los viajes, no sólo en los virtuales o espirituales, sino en aquellos que exigen un traslado físico. Hay personas que sufren especialmente en los trayectos de determinadas dolencias como puede ser el oído durante despegues y aterrizajes. En estos casos, es aconsejable inhalar un poco de aceite de eucalipto".

AROMATERAPIA. Equilibra y armoniza tus viajes

Según la Real Academia de la Lengua, la aromaterapia es la utilización médica de los aceites esenciales. Sin duda, es una definición demasiado simple para todos lo beneficios que este tratamiento natural puede aportar a nuestro equilibrio personal.

No es invento nuestro

Este arte que parece una de esas "moderneces" que se han inventado los nuevos centros de curas naturales realmente no lo es tal. Existen centenares de referencias sobre la utilización de esencias puras en todos los tiempos, culturas y religiones (chinos, indios, persas, etc). Ya los egipcios eran auténticos especialistas –hace más de 50 siglos– y realizaban preparados que se aplicaban en la medicina, la cosmética, el bienestar y en sus propios templos. Se cuenta que utilizaban algunas recetas para impedir que se profanasen las tumbas faraónicas (cuando el ladrón lo inhalaba enloquecía o se suicidaba). Cleopatra, mucho más sensible, impregnaba las velas de su barco con agua de rosas y su propio perfume para que la brisa anunciase su llegada a puerto. Y también resulta muy curiosa la aplicación de los aromas en la argamasa utilizada para construir las casas babilonias. De esta manera, sus hogares despedían ese olor durante muchos años. Los griegos tomaron el testigo y lo transmitieron a romanos y árabes.

En Europa lo introdujo Alfonso X por medio de la Escuela de Traductores de Toledo y no fue hasta la década de los 30 cuando un químico francés, René-Maurice de Gattefossé, creó el vocablo “aromaterapia”. Desde entonces se ha investigado mucho las propiedades y conexión cerebral del sentido del olfato, su poder evocador del pasado o el impulso para liberarnos del mundo físico y entrar en un plano más espiritual.


La 5ª esencia de las plantas

El alma de esta terapia son los aceites esenciales, ellos son los responsables de transmitir los beneficios y propiedades de la planta a la que pertenecen. Se obtienen muy concentrados a través de la destilación de pétalos, semillas, raíces, frutos o incluso resinas. Este líquido se consigue con la presión en frío, sin que intervenga ningún proceso químico, aunque también se puede utilizar la maceración.
Los modos en que a continuación le llega a la persona son fundamentalmente por vía aérea o cutánea. Con ambas maneras penetra en el riego sanguíneo y el organismo la absorbe con rapidez. De esta forma tan sencilla se puede restablecer el equilibrio personal.
Las embarazadas, epilépticos y los niños deben tener precaución y consultar con un especialista antes de utilizarlos.

Nos ayudan en los viajes

Estos óleos que nos ocupan nos pueden ser de gran ayuda en los viajes, no sólo en los virtuales o espirituales, sino en aquellos que exigen un traslado físico. Hay personas que sufren especialmente en los trayectos de determinadas dolencias como puede ser el oído durante despegues y aterrizajes. En estos casos, es aconsejable inhalar un poco de aceite de eucalipto. Además, también colabora junto al de lavanda a evitar las infecciones causadas por los gérmenes que circulan en lugares cerrados como puede ser la cabina de un avión en vuelos muy prolongados. Los dolores de cabeza y las náuseas comunes en traslados en barco, tren o autobús pueden aliviarse inhalando unas gotas de jengibre. Basta con impregnar un pañuelo y acercarlo a la nariz.

Para el cansancio propio de los itinerarios largos es útil rociarse con un hidrosol de lavanda para quedarse como nuevo, además de que la piel lo agradecerá. Y si el cansancio ya roza el agotamiento tras tediosas esperas en los aeropuertos y escalas imposibles te recomendamos que lleves siempre contigo un botecito de aceite de rosemary, aspiralo en profundidad y comenzarás a animarte poco a poco. Si sigues estos consejos no habrá viaje que se te resista.

Algunas firmas...

Es necesario seleccionar muy bien el producto ya que, aparte de que se adecue a tu necesidad, debe ser de la mejor calidad y una marca de confianza.
En España disponemos de firmas como Alqvimia que cuenta con una amplia gama dedicada a la aromaterapia. Y la mayor parte de los hoteles con spa también ofrecen completas sesiones donde se integran terapias para todos los sentidos.
 
CÓMO USARLOS

No es necesario ser un alquimista experimentado para aprovechar la quinta esencia de las plantas. ¿Sabes cómo utilizarlos? Cuidado porque la mayoría no son de aplicación directa en la piel.

Te damos algunas pistas:

• En el baño: añade unas gotas en el agua de la bañera y penetrará a través de la piel y de todos tus sentidos.
• Difusores en casa. Coloca una vela debajo y se expandirá por toda la casa.
• Humidificadores. Se añaden unas gotas en ellos.
• Masajes. Diluirlo en otro aceite neutro como el de almendras.
• En la almohada. Se moja con 2 o 3 gotas para combatir el insomnio.


PEQUEÑA GUÍA DE ACEITES ESENCIALES

Cada uno de ellos debe utilizarse en función del problema que queramos subsanar. Os realizamos un breve resumen de sus aplicaciones más extendidas. Comienza a notar sus efectos diluyendo unas gotas en el agua del baño.

Albahaca. Dolor de cabeza y fatiga mental.
Bergamota. Es relajante por lo que viene bien en casos de depresión y ansiedad.
Canela. Afrodisíaco y estimulante mental.
Eucalipto. Descongestivo.
Lavanda. Calma, muy útil para el insomnio.
Limón. Estimulante mental y antiséptico.
Mandarina. Relaja y aporta alegría.
Mejorana. Contra la soledad y la ansiedad.
Romero. Potencia la memoria y creatividad.
Salvia. Relaja y libera la energía sexual.
Sándalo. Sensualidad y meditación.
Ylang-Ylang. Estados de tensión nerviosa.
Jengibre. Dolores reumáticos y agotamiento.
Menta. Estimula el cerebro y ayuda a despejar los pensamientos.
Vetiver. Relajante o afrodisíaco.
• Clavo de olor. Contra la adicción al tabaco.
• Cedro. Sedante.
• Tomillo. Antiséptico y antitusivo.
Enebro. Confusión y cansancio.

 

Más experiencias seleccionadas para ti