Textos y fotosEditorial Viajeros
Categoría
Compartir

RETIRO DETOX & RETOX EN NUEVA ZELANDA

Después de las aglomeraciones, el frío, los villancicos, las interminables charlas de sobremesa con tu cuñado y los excesos cárnicos, Cathay Pacific te propone un urgente retiro detox & retox de sol, playa, deporte, suaves cantos maoríes, paz y buenos alimentos en “la tierra de la gran nube blanca”, que es lo que significa Nueva Zelanda en la lengua local; pero, eso sí, antes te recomienda experimentar algunos de los lugares más estimulantes del país. 

Salto desde la Sky Tower de Auckland

Sobre un cristal de 32 centímetros de espesor y a 220 metros de altura, Auckland -y la lejana isla de Waiheke- se ven de otra manera. Las vistas son hermosas y aterradoras. Saltar desde la Sky Tower es sin duda una sensación única. Existe una versión soft al SkyJump que aminora –ligeramente- los riesgos de padecer un infarto durante tus vacaciones. Se trata del SkyWalk, una actividad que consiste en rodear la parte superior de la torre. Ambas son experiencias sobrecogedoras.

Degustación de vinos en la isla de Waiheke

Desde Auckland, la isla Waiheke está a 40 minutos en ferry del golfo Hauraki. Sus más de 20 viñedos, que cultivan principalmente uvas pinot noir y sauvignon blanc, representan el uno por ciento de la producción vinícola anual de Nueva Zelanda.

Los días aquí invitan a bajarse del coche y subir a la montaña o dar un vigorizante paseo por cualquiera de las playas (dicen que Onetangi Beach tiene el agua tan clara como el aire kiwi) hasta llegar a  The Oyster Inn, un lugar idílico para almorzar mariscos frescos.  

Y para  terminar la jornada, nada mejor que descender a los viñedos de Cable Bay, Mudbrick y Jurassic Ridge (los más cercanos al muelle del ferry) con una buena copa de Sauvignon, y brindar con el sol declinándose en slow motion sobre el mar turquesa neozelandés.

Ciclismo por Hagley Park

Explorar las islas maoríes a dos ruedas en enero es otro must. Pedalear por Hagley Park, junto a los tranvías que cruzan el centro de la ciudad, rodeando el RE:Start -un colorido centro comercial diseñado a partir de trailers reciclados- y pasando por la triangular y multicolor Catedral de Cartón del arquitecto japonés Shigeru Ban es, sin duda, una ruta obligatoria. 

De bares por Christchurch

Christchurch's Victoria Street es la zona ideal para irse de bares: un callejón de algo menos de un kilómetro lleno de pubs. Garden bar Little Neighborhood combina cócteles y pizza, Saggio di Vino es una cita ineludible para los amantes del vino y King of Snake sirven deliciosos platos que funden gastronomía asiática con alimentos de la tierra.

Un poco más adelante, de camino al centro de la ciudad, detrás de un mural de los labios del artista francés Tilt, está el casino de Christchurch, el lugar donde la dieta retox termina con un gin-tonic.

The Langham Auckland

Teniendo en cuenta que Auckland es la ciudad más grande de Nueva Zelanda, es sorprendente el número de hoteles de lujo. El ambiente de The Langham, a la vuelta de la hippy Karangahape Road, es con diferencia la mejor opción: con un amplio salón de baile, suites con vistas al bosque de Auckland, una piscina exterior y un jacuzzi, es un excelente lugar para comenzar un tour más largo por la Isla Norte. 

QT Museum Hotel Wellington

Recientemente renombrado como propiedad de QT, el antiguo Museum Art Hotel, situado en el centro de Wellington, no ha perdido nada de su encanto. El vestíbulo podría pasar por el atrio de una galería de arte moderno, lleno de pinturas y esculturas de arte contemporáneo. Las habitaciones no son menos modernas, con alfombras funky de piel de oveja y saturado de tonos de oro rosa. El restaurante del hotel, el Hippopotamus, hace un té espirituoso a media tarde capaz de resucitar a los muertos. 

Hotel Montreal, Christchurch

Con una estética muy centrada en el blues, el blanco y el polo, entrar en el Hotel Montreal no se antoja muy distinto a hacerlo en un restaurante chinzty en el West Country de Inglaterra. Esta exclusiva boutique se adapta perfectamente al sabor europeo de Christchurch: las suites grandes son acogedoras, con diseños muy cuidados, sofás mullidos, alfombras gruesas y tés boutique. Además, hay disponibles bicicletas de carretera para alquilar la propiedad cercana The George, y poder pasear por Hagley Park. 

La experiencia détox & retox de Nueva Zelanda es inabarcable y muy diferente a la de cualquier rincón europeo… Y resulta todavía más especial si se enmarca en un comienzo de año soleado, placentero y también cargado de estímulos. 

Viaja a Nueva Zelanda con Cathay Pacific

Más experiencias seleccionadas para ti